Parque Rivadavia es igual a La Salada

Rivadavia 1

Sigo enganchado con Soy Corresponsal de La Nación, no se si lo publicarán pero bueno, no importa – o si-.

Desde la calesita los más pequeños pueden ver como se comercia en Parque Rivadavia.

Parque Rivadavia tiene su esquina más emblemática en Rivadavia y José María Moreno, es decir Rivadavia al 4800.

Es salida casi obligada para los vecinos de Caballito y cuenta con un pequeño lago -sin mayores pretensiones-, una pista de patinaje sólo utilizada por los “deportistas” de la zona para elongar oficinistas tendones.

El caminante o curioso, también puede visitar el monumento a Simón Bolivar, un antiguo de pozo de agua, resabio de la propiedad de la familia Lezica y también un anfiteatro que a veces utilizan artistas sin gloria, pero aún así divertidos.

Los domingos se instala una feria de filatelia y numismática.

En definitiva, Parque Rivadavia no es muy distinto de otras plazas tradicionales de nuestra Ciudad, donde tampoco faltan los artesanos, tarotistas, “ropavejeros”, improvisados puestos de comida y por fin, una feria de libros, donde se pueden conseguir obras usadas, pero también una insólita oferta de productos ilegales tales como software, juegos para PC o PlayStation, videos y música, todo ello ilegal, al igual que la comida que allí se vende y la falta de facturación de los productos que allí se comercian.

No es que esto este escondido, ni causa escándalo a los vecinos, todo lo contrario, es allí se donde proveen de tales cosas, sin ninguna vergüenza. Lo cierto, es que esto está mayoritariamente aceptado por la población en general y hasta parecería que existe una suerte de “piedad” por estos comercios, que al menos no “roban”.

En realidad, es un negocio millonario, que seguramente no es ajeno a quienes deben controlar estas cosas y sería que es lícito sospechar que existe algún tipo de connivencia en permitir esto a plena luz del día y que esa connivencia no es gratuita.

Sin embargo, no es motivo de esta nota cuestionar esto -por cuestionable que sea- sino reflexionar acerca de nuestra sociedad, donde existe una especie de aceptación de un mínimo de ilegalidad.

La realidad, es que existe un indefinido límite entre lo “prohibido aceptable” y lo “prohibido inaceptable” que se achica o ensancha según la perspectiva del observador, pero la franja siempre existe.

¿No es peligroso este insólito límite de ilegalidad aceptable? ¿No es hora de que exista un proceso de educación que permita que en un futuro, más o menos cercano, se vaya desterrando en la mente de los niños y los jóvenes esta aceptación de lo ilegal?

Curiosamente, son ellos los que más utilizan este tipo de cosas y en el futuro, de no mediar un cambio, verán de buen grado que esa franja se vaya ensanchando en la medida que los beneficie. No hay que ser ingenuo, la cosa no cambiará de un día para el otro ni con fugaces “operativos”, lo que hay que lograr es un cambio de mentalidad donde los límites sean precisos y no existan franjas, lo legal es legal y lo ilegal es ilegal, así de sencillo, ya sea en La Salada como en Caballito.

Una última observación, estos puestos pueden observarse desde la calesita a la que los padres llevan a los más pequeños.

1 Response to “Parque Rivadavia es igual a La Salada”


  1. 1 Héctor 13 abril , 2008 a las 11:10 pm

    Otro de los efectos no deseados del tipo de cambio alto y los sueldos bajos en dólares, es la inaccesibilidad a la tecnología de última generación. Los precios de los libros, por su parte, se vuelven prohibitivos, sobre todo si se trata de ediciones importadas.
    El circuito negro es aceptado y tolerado por las autoridades. Como es aceptado por las autoridades el ingreso ilegal por la Aduana de notebooks y videocámaras digitales, por ejemplo.
    Todos nosotros lo aceptamos y forma parte del paisaje. La Salada o el Mercado Central sirven para que la gente pobre se vista, literalmente. De lo contrario sus magros sueldos no alcanzarían, ni aún con el “gancho” del INDEC para la línea de pobreza.
    El mercado negro se paga, claro. Si ves lo que ocurre en el parque, verás que los vendedores andan con intercomunicadores y con movimientos “fríamente calculados”. Así es la vida en esta Argentina tercermundista donde hay que vivir con lo nuestro para pagar la fiesta kirchnerista.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El diario del Comandante

Bienvenido navegante, el hecho de que haya usado Comandante como apodo no tiene connotaciones políticas.
Acá hay un poco de todo, básicamente humor, algún cuento, cosas interesantes que encontré por ahí y lo que se me ocurra postear.
La experiencia de hacer un blog es interesante, pero no soy un fanático.
Espero que encuentren lo que buscan o, al menos, que encuentren algo que les guste.

Categorías

Who Links To Me – Pagerank

Obras

Más fotos
abril 2008
L M X J V S D
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

RSS

Blog Stats

  • 354,526 hits

A %d blogueros les gusta esto: