Cortando rutas

Cuando escribía mi lacónico anterior blog, mi amigo y colega Héctor Blas Trillo mandó un mail, lo que suele hacer con sus opiniones, que refleja más claramente lo que siento al respecto de esta marcha y contra marcha.

Cuando allá por el año 1997 asistíamos a los primeros cortes de ruta en Cutral Có, recordamos haber tenido alguna controversia con el periodista Alfredo Leuco, que desde una de las radios de más audiciencia, repetía a quien quisiera oírlo que los desocupados de YPF de alguna manera tenían, precisamente, que hacer oir sus reclamos.

Nuestra posición era la de simples oyentes de un programa de radio, aclaramos. Pero decíamos entonces que convalidar la anomia era la antesala de la permisividad absoluta.

Eran tiempos en los que lo políticamente correcto era oponerse al menemismo. Menem y su gobierno eran los culpables de la situación, y si no acudían a ayudar a las “víctimas de la privatización”, que se bancaran los cortes.

Incluso recordamos que, alguna vez, en un sitio de Internet fuimos calificados de “intolerantes”· por prevenir las consecuencias que los cortes de rutas traerían. Ni pretendemos tener razón ni dejar de tenerla. Pero, como todo aquello que se convalida se hace rutina y cotidianeidad, los cortes son hoy la cosa más corriente. Desde puentes internacionales reclamando por una pastera supuestamente contaminante hasta la exigencia de que se ponga un semáforo. Los motivos pueden ser cientos, miles. Las injusticias que cada uno siente sobre sí, se enfrentan cortando calles y rutas.

En el mismo sentido corren los famosos “lomos de burro”. Hay ciudades que están llenas de estas curiosas formaciones y cada vez son más los vecinos que reclaman por la instalación de otras en distintos puntos como bocacalles, salidas de escuela, rutas, puentes, pasos a nivel y cuanto sitio se nos ocurra.
La solución a los problemas de exceso de velocidad y no respeto de las señales de tránsito no se resuelven con la aplicación de sanciones a los infractores. No. Se discute si debe modificarse el sistema de registro de conducción o lo que fuere, pero no se resuelve aplicar la fuerza pública para que quienes no conducen adecuadamente sufran las consecuencias de sus actos. No. En su lugar, de colocan verdaderas montañas de cemento, de metal o de asfalto, para que todos los
vehículos, incluídas ambulancias y bomberos, deban frenar. Incluso se señalizan las lomadas, para que sean vistas de lejos y no producir accidentes adicionales. Al mismo tiempo, se reclama por el “bacheo” en los mismos lugares y en las mismas calles donde se colocan lomos de burro.

Pero volviendo al tema de los cortes de ruta y de calles y puentes, no podemos dejar de recordar que nuestra postura daba lugar a réplicas incluso insultantes de parte de ciertos personeros del “progresismo” vernáculo.

Ahora, son tales personeros los que reclaman la intervención de la gendarmería y la policía para que los ruralistas no lleven adelante sus propios cortes. Es más, organizan hasta grupos de “apriete” o parapoliciales para “disuadir” a quienes insisten en erigirse en dueños de calles y rutas. Pero insistimos: no ante cualquier corte. No. Ante los cortes de rutas por los ruralistas.

Esto no es nuevo. Incluso mucho antes de 1997, en la década del 80 y durante la presidencia de Alfonsín, los ruralistas intentaron aquellos famosos camionetazos y tractorazos, que fueron reprimidos por las fuerzas de la “Coordinadora” con el argumento de que interrumpían el tránsito.  En aquellos años no existían todavía los cortes. Solamente interrumpían el tránsito.  Sin embargo, y casi al mismo tiempo, ciertos grupos cortaban una y otra vez la circulación en lugares como la plaza Lavalle y zona de influencia creando una verdadero despelote de tránsito con el objeto de apoyar o presenciar las repercusiones del llamado “juicio a las Juntas” militares responsables de los secuestros y torturas de los tiempos del “proceso”. Unas manifestaciones eran buenas y permitidas, las otras eran malas y contribuían a interrumpir el tránsito.

El signo común que observamos en todo este comportamiento es el  de la intolerancia. La intolerancia fascista de los “escraches” no se diferencia de la intolerancia de quien pretende revisar un camión para ver qué carga trae y resolver si lo deja pasar o no. La actitud de quienes cortan rutas es similar a la de quienes hacen muros o colocan alambres de púa en las fronteras para que la gente no entre, o no salga.

En lugar de resolver el problema jurídico lo que se hace es intentar frenar los hechos con vallados y trabas. En EEUU o en Rusia, en China o en Israel. Para el caso es exactamente lo mismo. O tal vez ni siquiera es lo mismo, porque EEUU es una democracia y en podríamos decir que Israel también. Y una democracia impone el Estado de Derecho, no el sofisma de la fuerza bruta que termina derrumbándose como el muro de Berlín, o desapareciendo como la Cortina de Hierro, o siendo absolutamente inútil porque posterga una realidad sin resolver el problema de fondo.

Esto es lo que tenemos. Los ruralistas salen a reclamar cortando rutas en muchos casos. Los “progres” salen a buscar adeptos para que “luchen” contra los  “injustos poderosos” que pretenden el desabastecimiento. Un desabastecimiento que de todos modos llegará, como todo el mundo sabe. Y no porque hubiera cortes aquí o allá. Sino porque la política económica seguida por el gobierno conduce a eso, como viene ocurriendo desde hace rato y no ahora con los cortes ruralistas. Lo dicho: los problemas no se resuelven con cortes y con muros. Al contrario, se exacerban. Y se corre el riesgo cierto de cambiar el eje
de la discusión.

El gobierno kirchnerista se ha encargado en estos años de “cooptar” a los piqueteros tipo D Elía o Alderete. Los compra con cargos, con dádivas y repartos varios.

A su vez a raiz del conflicto agropecuario, lo único que atina es mandar a reprimir, forjar fuerzas de choque, insultar por los medios, e intentar de ese modo ponerse en el sitio de los justos versus los réprobos. El daño que está haciéndose es inmenso.

En la medida en que los incidentes pasen a mayores, más graves serán las consecuencias.  Es dable escuchar en radios y televisión a enojados productores reclamar para que también a ellos les dejen cortar rutas. Lógico, ¿por qué habría de ser diferente?

Más allá de cualquier consideración, sería bueno que en la Argentina se instale el derecho de una buena vez y se respete la ley.

Esto no está ocurriendo. y la gravedad de los hechos está demostrando que estas cuestiones no se resuelven con panfletos políticos. Encima de muy baja calidad, como los que nos tiene acostumbrados el jefe de gabinete.

Héctor Trillo

1 Response to “Cortando rutas”


  1. 1 María Rosa 24 marzo , 2008 a las 10:41 pm

    Vivo en el sur del conurbano bonaerense y ya respiro aliviada cuando cruzo el puente Pueyrredón. Los piqueteros no nos hostigan más evitando que lleguemos a tiempo al trabajo o a nuestros hogares.¿Dónde están? Pero … ahora por lo visto lo que impera son los cortes de rutas, coartando el derecho al descanso … pero … y como bien expresa lo que leí, esto recién comienza. Una duda profunda me carcome el cerebro ¿Qué va a pasar en mayo??? En el sector educativo (y privado) al menos, los aumentos “no deberán superar el 100% de la cuota” De tal modo “reza” el panfleto que anduvo circulando en sala de profesores la semana pasada. Ni me quiero imaginar los demás rubros.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El diario del Comandante

Bienvenido navegante, el hecho de que haya usado Comandante como apodo no tiene connotaciones políticas.
Acá hay un poco de todo, básicamente humor, algún cuento, cosas interesantes que encontré por ahí y lo que se me ocurra postear.
La experiencia de hacer un blog es interesante, pero no soy un fanático.
Espero que encuentren lo que buscan o, al menos, que encuentren algo que les guste.

Categorías

Who Links To Me – Pagerank

Obras

Más fotos
marzo 2008
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

RSS

Blog Stats

  • 354,526 hits

A %d blogueros les gusta esto: