Frases hechas

BLABL El colega y amigo Jorge Medone compiló algunas frases hechas que reproduzco a continuación.

 

 

 

 

“YO, ARGENTINO”.s

Al estallar la Primera Guerra Mundial era presidente Roque Saenz Peña, quien proclamó la neutralidad de nuestro país.

Al sucederlo dos años después, Hipólito Yrigoyen continuó esa política y la sostuvo con mayor rigor.

Eran tiempos en que muchos miembros de la alta sociedad argentina, artistas y escritores, acostumbraban pasar largas temporadas recorriendo Europa.

La guerra los sorprendió allí sin que muchos se arriesgaran a cruzar nuevamente el Atlántico.

Ante cualquier dificultad que se les presentaba con las autoridades de los bandos en pugna, esos “anclados” forzosos exhibían el pasaporte acompañado de la frase “Yo, argentino”.

La expresión fue motivo de chistes y monólogos en nuestros teatros de revistas. Y, pasada la guerra, quedó como declaración de prescindencia.

Cuando alguien no quiere verse en una situación capaz de comprometerlo asegura: “Yo, argentino”.

Una frase que confiere la mejor de las visas para el desentendimiento.

“ARAMOS, DIJO EL MOSQUITO”

El vicio de atribuírse los méritos del trabajo ajeno ha sido objeto de una serie de dichos y fábulas.

En “El coche y la mosca”, por ejemplo, La Fontaine describe cómo un carruaje tirado por seis caballos queda empantanado en la cuesta de un camino.

Mientras los seis hacen enormes esfuerzos por salir, aparece una mosca que va y viene entre las cabezas de los animales prodigándoles frases de aliento e inútiles recomendaciones.

Cuando por fin el coche vuelve a andar, se ufana el insecto: “Si no fuera por mi ayuda, todavía estaríais tironeando en la cuesta”.

También los españoles se han hecho eco del tema: una fábula anónima habla de un buey que recorre el campo arrastrando el arado durante toda una jornada y llevando un mosquito sobre el lomo.

La estrofa final resume la presunción del parásito:

Y cuando el buey agotado

todo el trabajo hubo hecho

aramos dijo el mosquito

muy orondo y satisfecho”.

Ese “aramos” refleja la actitud de un enjambre de gente que con la pantomima de colaborar cree haber cumplido.

Un zumbido que irrita. Un aguijón de falsos méritos que nos taladra con frecuencia.


“NO ENTENDER NI JOTA”

La jota fue por mucho tiempo la Cenicienta de las letras.

Y continúa siendo, a veces, el equivalente de lo ínfimo.

Ya el Evangelio registra esa condición: “Hasta que perezcan el Cielo y la Tierra”, se asegura allí, “ni una jota ni un ápice serán quitados de la ley…”.

El texto alude a la yod , la más pequeña del alfabeto hebreo.

Apenas un palito, que los romanos hicieron crecer: para que sonara como consonante le agregaban una colita que con el tiempo se convirtió en el “rulo” inferior que hoy lleva.

Se tardó siglos en reconocerle un lugar en el abecedario español, tanto que durante una larga época se lo recitaba pasando directamente de la i a la k.

Hoy la jota figura a la par de las demás.

Pero el dicho subsiste, para dar a entender que no entendemos nada.


“TOMARSE EL OLIVO”

Esta expresión, que traduce la idea de retirarse de un sitio repentina ó bruscamente, hace juego con “dar el olivo”, despedir a alguno, por lo general de su trabajo.

La frase carece de explicación para quien no es español ni está familiarizado con las corridas de toros.

Olivo, en el lenguaje taurino, es según el diccionario, la barrera que sirve de refugio a los toreros cuando están en situación comprometida.

“Tomarse el olivo” proviene del sitio donde se crían los toros de lidia, las dehesas. Estas se hallan rodeadas por olivares, y nada mejor que subirse a uno de sus árboles para esquivar la cornamenta cuando un animal de ésos se viene encima.

“Dar el olivo”, en cambio, es de invención argentina.

Aunque deriva de la anterior, ni la persona despedida ni quien la echa abruptamente piensa, al aplicarla, en toros ó aceitunas.

Y mucho menos recuerda que las ramas del olivo simbolizan la paz.


“NO HAY TU TIA”

Expresión que suele usarse ante los hechos consumados.

Al oír “No hay tu tía”, la persona a quien va dirigida comprende que la situación que pretendía modificar no está sujeta a cambios ni revisión.

Pero ¿qué tiene que ver esta parienta, por mejor voluntad que se le atribuya, con la posibilidad de encontrar soluciones para nuestros males?.

Ocurre que tu tía nació de la mala interpretación de atutía o tutía. Término que el diccionario registra en ambas formas y que define como “la costra que queda en la chimenea del horno después de procesar ciertos minerales”.

Con esa mezcla se preparaba un ungüento que contenía óxido de zinc -todavía empleado con ese objeto- que actúa como cicatrizante.

“No hay tutía” se usó entonces como equivalente a “no tiene remedio”.

Ese sentido se mantiene actualmente. Pero al mantener a la tía de por medio se ha convertido un recurso medicinal en una cuestión de familia.


“VENDER EL ALMA AL DIABLO”.

La idea de obtener el auxilio del demonio a cambio del alma, condenándose de tal modo al infierno, es antiquísima.

Bajo diversas formas figura en las leyendas de muchos pueblos, y es el tema de varias obras maestras de la literatura, como el Fausto de Goethe (cuya parodia criolla escribió Estanislao del Campo).

La figura central es el doctor Fausto, quien invoca la ayuda de Mefistófeles para lograr el amor de la joven y bella Margarita.

El nombre del personaje está tomado de un charlatán que vivió en la Alemania del siglo XVI; se hacía llamar Georgius Faustus y alcanzó fama de mago, astrólogo y experto en demonios.

Su curiosa existencia y su muerte violenta inspiraron una figura literaria que sólo conserva del original la familiaridad con el diablo.

Los contratos con el señor de los infiernos dieron lugar a muchos escritos, que advertían su peligro y describían los rituales más adecuados para romper esos pactos.

Hoy la frase se aplica a cualquier arreglo que nos compromete más allá de lo razonable.

Las penurias que provocan recuerdan el azufre y las llamas del infierno.

Sus beneficios, por codiciados que sean, no justifican nunca poner el alma en venta.


“VIVA LA PEPA”

Ese grito sirvió de consigna a la revolución que en 1820 exigió en Cádiz el restablecimiento de la Constitución dictada ocho años antes, mientras Fernando VII se hallaba en Francia como prisionero de Napoleón.

Al poco tiempo de reasumir el trono, Fernando la abolió con la más severa prohibición de que se la mencionara en público.

Los liberales apelaron entonces a una treta: como la Constitución de 1812 había sido jurada el 19 de mayo, día de San José, cambiaron José por Pepe y bautizaron “Pepa” a la Constitución.

Al grito de “Viva la Pepa !” se enfrentaron a las tropas sin darles así razón para que los reprimieran.

La frase, que ha perdido ya su sentido político, significa hoy algo muy distinto.

Celebra cualquier oportunidad de hacer lo que uno se le antoje.

Vivando a la Pepa nos damos ánimos.

E invitamos alegremente al despiporre general.


“UN DIA DE PERROS”

Una jornada llena de contr.atiempos y encontronazos, en que nada sale bien, suele calificarse como “un día de perros”.

La frase no tiene nada que ver con ladridos ni mordiscos.

Se remonta a los tiempos de Julio César y está relacionada con Sirio, también llamada estrella del Perro (o del Can) por pertenecer a esa constelación.

En cierta época del año -que siglos atrás coincidía con la culminación del verano en el Hemisferio Norte-, Sirio aparece al mismo tiempo que el Sol.

Este fenómeno hizo creer a los romanos que los intensos calores propios de julio y principios de agosto, se debía a que al calor del Sol se sumaba el que irradiaba la estrella del Perro.

Por ello, a esa temporada tan difícil de soportar la llamaban días del Perro, expresión que con el tiempo tomó la forma actual.

Hoy ya nadie piensa en Sirio ni en su constelación para echarles la culpa de sus contratiempos y rabietas. Cualquier día, por templado que sea, puede hacernos sentir que nos acosa una jauría.


“UN DIA DE LOCOS”

No tiene objeto en los tiempos que corren explicar el significado de esta expresión.

Quienquiera que haya atravesado una jornada de colas en los bancos, semáforos que no funcionan y trámites enrevesados, tiene mucho que decir sobre el tema.

Menos conocido es el origen de la frase, que se remonta a la Edad Media.

Aunque la gente estaba sometida a guerras, pestes y desmanes, se sentía libre en cambio, de la tiranía del minutero y del estres con sus secuelas de delirio.

A tal punto que en algunos países europeos, llegó a instituírse un “Día de los Locos”: era el 1º de enero -una manera divertida de empezar el año- y consistía en una parodia bufonesca y a veces obscena, de las normas y jerarquías establecidas.

En esa fecha se coronaba al Rey de los Locos, cuyo trono se alzaba en la plaza principal y al que se le asignaba un cortejo igualmente lunático, que la multitud seguía entre bromas y aclamaciones.

Las autoridades reaccionaron imponiendo penas muy severas a estos orates por un día. Pero aún así la costumbre perduró hasta el siglo XV.

Debió llegar la época actual para que “un día de locos” aparezca sin aviso en la vida de cualquier ciudadano normal.

 

NOTA: ESTO FUE SACADO DE UN LIBRO DE HECTOR ZIMMERMAN (TRES MIL HISTORIAS de frases y palabras que decimos a cada rato).

1 Response to “Frases hechas”


  1. 1 eugenia 13 noviembre , 2009 a las 10:19 am

    hola …. muy lindas estas frases saenz peña nos dejo muy buenos recuerdos y grandes cosas……..bess…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El diario del Comandante

Bienvenido navegante, el hecho de que haya usado Comandante como apodo no tiene connotaciones políticas.
Acá hay un poco de todo, básicamente humor, algún cuento, cosas interesantes que encontré por ahí y lo que se me ocurra postear.
La experiencia de hacer un blog es interesante, pero no soy un fanático.
Espero que encuentren lo que buscan o, al menos, que encuentren algo que les guste.

Categorías

Who Links To Me – Pagerank

Obras

Más fotos
febrero 2008
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829  

RSS

Blog Stats

  • 354,526 hits

A %d blogueros les gusta esto: